Gotera

Share

One Comment

  1. Ale 11/06/2012

    ¿Pero y qué se podía esperar? Ya vimos en un episodio anterior que fue un serrucho lo que compró para sentirse todo un macho. De repente, un martillo. Todavía está falto de práctica con el martillo. En todo caso, se confirma, todo infortunio esconde alguna ventaja.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.