Cara

¡¡¡Aaaahhh!!! ¡¡¡Nooooo!!! ¡¿Qué te pasa?! ¡Mi caaara! ¡Está gorda! Tal vez se ve así porque el espejo es redongo. ¿No la ves más gorda que antes? Pues...eh...sos más que una cara bonita... Por supuesto, también soy un cuerpo espectacular... ¡Pero mi cara está gorda! ¡Solía ser más esbelta! ¡La tuya también! Bueno, ya no tenemos 18 años. ¡No quiero envejecer! ¡Nooooo, nooooo! ¡Carámba, pero no hay que ser un jovencito berrinchudo por eso! ¿Jovencito? ¿Parece que sigo siendo joven? ...Sí, claro. ¿Aunque tenga la cara gorda? Pero es que tu cara... Sí, qué más da. Tu cara sólo tiene grasita de bebé. ¿"La tuya también"?

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.