Seamos integrales: la paradoja de la tolerancia

¡Hola, amiguitos! Hoy hablaremos de la Paradoja de la Tolerancia. Según esta paradoja, una persona tolerante que no tolera la intolerancia se convierte en una persona intolerante. ¡Qué agotador! El filósofo Karl Popper, en su obra de 1945 “La sociedad abierta y sus enemigos”, señaló esta paradoja, en el contexto contexto europeo tras la Segunda Guerra Mundial. Popper concluyó que tenemos el derecho de no tolerar al intolerante, cuando éste obvia argumentos racionales o actúa con violencia. La paradoja de la tolerancia puede usarse para acusar a quien señala la intolerancia como igual o peor a aquello que señala. Pero no todos los actos tienen el mismo peso, amiguitos. Por ello, debemos definir claramente a qué nos referimos, e.g. intolerantes ante qué. ¡No tolere su intolerancia a la lactosa! Combátala con productos La Vaquita, amistosos con la diversidad intestinal.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.