Criatura bondadosa.

¡Buuuuuaaaahhhhh! ¡¿Por qué estás haciendo tanto escándalo?! ¡No soy yo, es él! ¡Nada lo calma! ¡Aaawww! ¡No “aaawww”, creo que está roto! A ver… No es posible… Se te olvida que soy una criatura tierna y bondadosa. ¿Podrías recordármelo cuidándolo por algunas horas? Siempre que esté claro que mi bondad tiene un precio.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.