Practicar el trazo

Gracias por invitarme a venir a la playa. Nadie te invitó. Te dije que venía a ver a Teo y te metiste en el carro antes de que pudiera ponerle llave a la puerta. ¿Y para qué querías venir? Siempre que te invito a cualquier lado me decís que no. Para practicar mi trazo dibujando paisajes. No está nada mal. Estás mejorando. ¿Verdad? Nunca intenté dibujar porque pensé que esa frase que todo el mundo dice solo era un cliché motivacional. ¿Cuál frase? “La práctica hace al maestro”. ¡Resulta que es cierta! Quién lo hubiera pensado, eh.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.