Archive for October, 2016

El caballo Molleja y el sabio de la montaña

Friday, October 28th, 2016

Había una vez caballo que se llamaba Molleja. Vivía en una granja con él mismo. Bajo su terreno había una falla, pero Molleja no sabía. Un día, la superficie terrestre comenzó a moverse como si fuera el fin del mundo. Molleja, notable desconocedor de terremotos, huyó de su granja. Se hospedó en un hotel lejano por algunas semanas, hasta que creyó prudente regresar. Cuando regresó, se encontró con que su granja ya no existía. En su lugar, había una montaña. Por curiosidad y por no tener más que hacer con su vida, Molleja subió la montaña. Llegó a la cima dos días después. Ahí en la cima, se encontró a un viejito. El viejito se llamaba Almágano, el sabio. Molleja preguntó dónde estaba su casa, y Almágano, el sabio, respondió que bajo la montaña. Se disculpó por el incidente tectónico y le ofreció trabajo a Molleja. Molleja aceptó. Así fue como ambos montaron una televisora. Gracias a la posición privilegiada de la antena, la señal llegaba nítida a toda la región. Algunos años más tarde, la montaña resultó ser un volcán e hizo erupción, obstaculizando el tráfico aéreo de la zona por varias semanas. Con la erupción, además, Molleja y y Almágano, el sabio, salieron volando y aterrizaron a los pies del volcán. Ambos, emprendedores como eran, y a pesar de la lava, la emprendieron a golpes contra el volcán por destruir su televisora. Molleja y Almágano, el sabio, deshicieron el volcán a golpes hasta convertirlo en una pequeña cueva, de la que hicieron su nuevo hogar. Con el tiempo, Molleja descubrió que Almágano, el sabio, no sabía leer ni escribir, y Molleja decidió convertirse en su profesor. Con mucho esfuerzo, Molleja reconstruyó su granja y esta vez fue él quien le ofreció trabajo a Almágano, el sabio, como ayudante. Éste aceptó. Con la nueva granja floreciendo, se volcaron a nuevos nichos de mercado, y con técnicas innovadoras se establecieron como respetables criadores de zancudos en la región. Y vivieron felices hasta que murieron. Fin. Este cuento fue patrocinado por sismómetros La Vaquita. molleja-2 molleja-3

Share

Sierra eléctrica

Friday, October 21st, 2016

¡Casi me dejan en el concierto! ¿Cuál es la prisa? ¿Por qué venimos a tu oficina en plena madrugada? ¡Eso quiero saber! ¡Ya verán! ¡La sierra eléctrica! ¡Esta sierra apareció en la oficina después de que Ultra-Yo se la quitara a Nylon-man! Prometimos no decir nada al respecto ¡Si alguien la encuentra, creerá que estamos involucrados! Lo estamos, ¡Atrapá esto, Ultra-Yo! ¡Aaaahhh! Pero si apenas puedo cargar esta cosa. Él es un enclenque. Soy un enclenque. ¡Eso es lo que dijo Ultra-Yo! Fin (por ahora)Los siguientes enlaces son finamente patrocinados por La Vaquita:
El origen de la sierra eléctrica
.
Esta historia desde el comienzo: Teloneros.

Share

Escándalo

Friday, October 14th, 2016

¡Malandrín! ¡Puedo arrestarte por obstrucción a la justicia! ¡Puede, señor Nylon-man, si me atrapa! Estimado público, los Heurísticos subirán al escenario una vez regresen del baño. ¡Eeeeeeh! ¿Qué fue todo ese escándalo? ¿De qué me perdí? ¡Ultra-Yo nos salvó de ir a la cárcel! Uh, ¿usó algún truco psicológico contra Nylon-man? ¿? ¿No estabas dormido? ¿Cómo supiste que se enfrentó a Nylon-man? Bueno, yo…toda la gente lo sabe.

Share

El brazo de la ley

Friday, October 7th, 2016

¿Está seguro, jefe? ¡No! ¡No me escuchen, arréstenlos a todos, empezando por Ultraaay, digo, sí, estoy seguro, váyanse a sus casas! ¡LISTO! ¡AHORA SOLTÁ MI BRAZO! ¡ESTE ES UN ATENTADO CONTRA EL BRAZO DE LA LEY! Primero dígale a la audiencia que es libre. ¡AAAAH! ¡Jóvenes, falsa alarma! ¡Pueden seguir disfrutando de su verbena! ¡Aaah! Una cosa más…Quítele las esposas a este célebre caballero, y ofrézcale disculpas por hacerle pasar un mal rato. Lamento el inconveniente, noble artista en ascenso. La verdad es que soy fan de Las Tilapias. Y noté que vas al gimnasio, buen trabajo. ¡Esto no es un truco psicológico, esto es fuerza bruta! ¡Ese es el truco, la verdad es que soy un debilucho!

Share