La amenaza de las ranitas mutantes (4/9)

Partes 1, 2 y 3.

Yo era una rana normal… ¡Hasta que hice contacto con los deshechos radioactivos de esa planta nuclear! ¡Primero solté mis renacuajos, esta noche soltaré sustancias tóxicas para que esta ciudad sufra lo que yo sufrí! Y cuando todo el mundo haya sucumbido a mi poder…cantaremos el Himno Ranoso. Es todo. ¡Nos vemos, mis renacuajos! Todo lo que tenéis que hacer es evitar que la Rana Mayor intoxique a la ciudad y nos convierta en ranitas mutantes. El brillante plan de las autoridades es bombardear las alcantarillas para matar a la Rana Mayor y su séquito. Tu misión es neutralizar a la Rana Mayor antes del anochecer para evitar el bombardeo subterráneo. ¿Cómo se supone que lo neutralice? ¡Basta con que ingiera el antídoto que conseguí! Tu hermano sabe de persuasión, él te ayudará. ¡¿Qué?! Pensá en cómo influir sobre la Rana Mayor con alguna de tus sofisticadas técnicas psicológicas. Mmm… ¿Queiquitos? Podrías llevarle el antídoto en queiquitos. Casi a todo el mundo le gustan. Qué sofisticado.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.