La amenaza de las ranitas mutantes (5/9)

Partes 1, 2, 3 y 4.

Civiles, se les recuerda que nadie tiene permitido sacarse selfies con el monstruo. Oiga, disculpe, permiso, ¡Dejen pasar! Señor agente, vengo a resolver esta situación. Soy Ultra Yo. ¿Quién? Ultra Yo. No voy a dejar pasar a cualquier pelagatos. Déjelo pasar, señor agente, y usted podrá irse antes a su casa. Bueno. Ahí está la alcantarilla. Todavía puedo cambiar de opinión, ¿verdad? Nadie me necesita, en realidad. No, no, ahora tiene que bajar. Ya le prometí a mi familia que llegaré a tiempo para cenar. ¡Nunca puedo hacerlo! Si muero al irme por ese hoyo, juro que vuelvo por vos y tu gran bocota.
Share

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.