¡Aceptaron mi trabajo para presentarlo en un congreso! Un, felicidades. ¡Vas a una hermosa ciudad al otro lado del charco! ¿No te daba pavor hablar en público? No si me pagan el viaje. Por supuesto. ¿Ya viste qué vas a hacer en la ciudad? Sí, en la segunda página está mi itinerario. Es solo una larga lista de nombres. Son todos los ponentes de las conferencias que voy a ver. Quise decir, qué vas a hacer de divertido. ¡Ya te dije, voy al congreso!

Share