¡Encontré los perfiles de mis papás en una antigua red social! Están llenos de fotos de mis primeros ocho años de vida. A ver… ¡Aaaah, pero qué indecoroso! ¡Solo era un bebé! Les pedí a mis papás que borraran esas fotos y dijeron que eran lindos recuerdos. Y que no recuerdan la contraseña. Mi infancia está a la vista de todos para la posteridad. Mi futura vida social está en riesgo. Aw, no es tan vergonzoso. ¡Jajajaja! ¡Retiro lo dicho! No había leído los comentarios bajo las fotos. Sí, mi tía Magda es mi fan número uno.

Share