Posts Tagged: C’est la bi

Ambisexual

¡Hola! Vine a visitar a tu hermana y pensé en pasar a saludarte. Por última vez, no me volví gay. Lo sé. Ella me explicó y he estado leyendo. ¿En serio? Ahora entiendo que se llama ambisexualidad. Es bisexual-que significa que tu atracción fluye en dos direcciones, es decir hacia hombres y mujeres. No, cuando dicen dos direcciones significa gente similar a mí y gente distinta a mí. Quiere decir atracción hacia gente obscenamente atractiva como yo y hacia gente no tan obscenamente atractiva como yo. ¡! Parece que no leí con suficiente atención. ¡¿Qué estás diciéndole?! ¡La verdad!

Celebre el #BiVisibilityMonth y el #BiVisibilityDay con sorbetes de chorro plurisabores La Vaquita.

“Por última vez…”:
Palabras que empiezan con B
Quién lleva los pantalones en la relación

Share

Septiembre en Simeonístico

¡Hola, amiguitxs! Apersónome acá porque septiembre es un mes especial para Simeonístico. Tenemos varias ocasiones que celebrar, empezando por…¡el nacimiento de Simeonístico! Y este nacimiento se debe, curiosamente, a un grupo de maitros que querían zafarse de sus colonizadores. Así que entre las razones para sandunguear este mes incluimos…la independencia de El Salvador y sus donas al dos por uno. ¡Oi! Ah, sí. También en septiembre está el Día Internacional de la Bisexualidad. Es una fecha para promover la visibilidad bi con la sutileza de este socio aquí presente. Aprecio tu aporte a cimentar la belleza de la plurisexualidad en este mundo. ¡Ajá! ¡Por fin aceptás que mi belleza es un aporte al mundo! Eso no fue lo que dije… En fin. Yo solo venía a realzar las celebraciones de este mes con un bailecito. Hasta pronto, amiguitxs. La X en “amiguitxs” es patrocinada por La Vaquita y aprobada por la Real Academia Simeonística.

Share

Sabrosear

¿Para esto me trajiste a la playa? ¿Para sabrosear a Teo mientras trabaja? ¡No! Para que él me sabrosee a mí. Ni siquiera voltea a verte cuando pasa por aquí. Porque es horrendamente heterosexual y no quiere que nadie sepa que está conmigo. Pero al verme en público está sufriendo porque no se permite acercárseme, mucho menos tocarme. Es un castigo ingenioso y malévolo, pero hay un problema: estás sufriendo igual que él. ¿Yo? No, yo puedo tocarme cuando quiera. ¡Aaah, mi dolor de cabeza está regresando!

Share

Intento

¡Hola, Simeón! ¡Qué bonita casa tienen! ¡Adiós, Simeón! ¿Teo vino a visitarte? Sí, intentamos ver una película. Intentaron. Algo me dice que fue ese intento lo que te dejó esa marca en el cuello y voy a retirarme ahora mismo. Tu intuición es sorprendente.

Share

Sabés cómo es